Visto 19.373 veces.

Entrenando la Propiocepción después de un Esguince de Tobillo

Publicado el a las por 2 comentarios

Última actualización: 09/04/14

Ya he hablado sobre lo que es un esguince de tobillo y cómo tratarlo en líneas generales. Al ser una lesión tan frecuente y a la que se le suele restar importancia (sólo se trata cuando duele o hay hinchazón; se suele ignorar si no hay mucho dolor o cojera) creo que es bueno volver a resaltar la importancia de un buen tratamiento.

Por lo que me han preguntado y comentado algunos pacientes en las últimas semanas, el tratamiento que realizan las personas que sufren esta lesión suele ser:

Inmovilización (a veces, demasiado prolongada), medidas contra el dolor y la inflamación (medicación, hielo, pie elevado, vendaje elástico…) y después, recuperación de la marcha normal (vuelta a caminar y a su vida normal). Si sigue apareciendo dolor o hinchazón, dejan que trascurra un tiempo a ver si desaparece y si no lo hace, entonces acuden otra vez a su médico o fisioterapeuta (otras veces no se vuelve a acudir, y se sigue esperando a que remita de forma espontánea). También suele ser bastante frecuente no necibir ningún tipo de tratamiento en los esguinces que parecen leves (no impiden seguir caminando). Si no se alivian por sí mismos, se acude tarde a los servicios sanitarios, alargando el tiempo de curación y reduciendo la efectividad de los tratamientos.

En cuanto a la inmovilización

Ya lo aclaré en un artículo anterior, pero no tengo problema en volverlo a mencionar: No tiene sentido un reposo absoluto y prolongado. El esguince es una lesión de ligamentos que no impide ni contraindica el apoyo del pie en el suelo para intentar realizar una marcha lo más normal posible. No tiene utilidad inmovilizar durante dos semanas un esguince de grado I ó II (los más típicos) y obligar a la persona a caminar con muletas sin apoyar el pie lesionado. No hay ninguna causa (salvo el dolor) que impida que el pie apoye. Por eso se deben realizar desde el principio medidas intensas contra el dolor (medicación indicada por nuestro médico, aplicación de frío sobre la zona, mantener el pie elevado, utilizar vendaje elástico…) para favorecer una pronta recuperación de la capacidad de apoyar sin molestias. Son ideales los vendajes funcionales para permitir el apoyo del pie a la vez que se protegen las zonas lesionadas.

No completar el tratamiento

Lo habitual que suele hacerse en estos casos es preocuparse por el dolor, la hinchazón, el derrame (equimosis)… Una vez que desaparecen o que se atenúan, se suelen dejar de lado las medidas para llevar a una buena curación el esguince. Suele ser frecuente, por desconocimiento o por falta de tiempo, que no se trabaje la propiocepción. Esto hace que el tobillo quede debilitado, puesto que el tiempo de movilidad reducida y cojera hacen que el tobillo no se haya movido con normalidad y haya perdido fuerza y agilidad. Está más expuesto a que un movimiento brusco o repentino lo vuelva a lesionar. No quiero decir que los esguinces predispongan a sufrir nuevas lesiones, sino que un inadecuado tratamiento de una lesión puede dejar la zona sensible a recibir nuevos daños. Esto es evitable si se realiza una recuperación más completa.

Entrenamiento de la propiocepción

Ningún tobillo está bien recuperado después de un esguince o fractura si no se entrena la propiocepción. Recuerdo que la propiocepción hace referencia a la capacidad del cuerpo para detectar el movimiento y posición de las articulaciones, así como el estado de los músculos (diferentes grados de tensión y relajación.), lo cual es imprescindible para responder a esfuerzos, desequilibrios y otras dificultades. En el caso del tobillo es fundamental entrenar la propiocepción para garantizar que la zona esté fuerte, ágil y preparada para responder favorablemente ante estímulos que podrían provocar recaídas o nuevas lesiones.

Así se entrena la propiocepción.

Aquí tenéis algunos ejemplos de cómo entrenar la propiocepción. Esto se hará en una fase muy avanzada de la recuperación, donde ya no haya dolor o hinchazón y se haya recuperado la fuerza muscular.

Ejercicio relativamente sencillo para trabajar la estabilidad de los tobillos.

Otro ejercicio bastante sencillo: Escribir las letras del abecedario como si las dibujaras con el dedo gordo del pie.

 

En el siguiente vídeo se puede ver un completo programa de entrenamiento del tobillo. Esto es más parecido a lo que se debería hacer para garantizar la buena recuperación después de un esguince u otras lesiones (fracturas…) de tobillo. Lógicamente habría que adaptar los ejercicios a las capacidades físicas de la persona y a sus objetivos (no será lo mismo la recuperación de un deportista que de una persona sedentaria). No obstante, sí que habría que incluir bastantes de los ejercicios que se muestran a continuación en la recuperación de cualquier esguince de tobillo en personas de casi todas las edades.

Ejercicios en plato basculante (0:32): flexión y extensión de tobillo, movimientos laterales, circulares… Ejercicios con pelota (0:58): en círculos, simular escribir el abecedario. Ejercicios en plato basculante de pie contra pared (1:22), con ojos abiertos y cerrados. Ejercicios de equilibrio con ojos cerrados, con diferentes variaciones (1:50 hasta 2: 48). Ejercicios con balón gigante (3:00). Levantar las rodillas en camilla elástica (3:24). Recibir pelota en plato basculante (3:40). Giro y recepción de pelota en cama elástica (4:05). Salto en semicírculo con resistencia (4:40), Movimientos adelante y hacia atrás (5:00) y con ojos cerrados, también movimientos laterales (5:40), Rotaciones (5:50), Entrenamiento de agilidad.

Aquí tenéis un canal de youtube con muchísimos más videos sobre entrenamiento de la propiocepción.

Así que si os tratan de un esguince con inmovilización, pastillas y otras medidas para el dolor y la hinchazón y poco más, pensad que algo está faltando y que ese tobillo tiene opciones de seguir débil y con problemas si no hacemos la recuperación en condiciones.

Imagen de cabecera del artículo por meddygarnet con licencia Creative Commons.

 

Comentarios

  1. francisco jose ceville O dice

    gracias a los diferentes articulos y videos me e percatado de la importancia del esquince, mantengo un esquinse leve en el pies derecho, mantenia otro leve en el izquierdo pero un accidente en moto el 31 dic me a producido otras lesiones en los tendones del pies izquierdo,se imaginaran, la cual me mantiene el tobillo,con dolor (no soy flojo para el dolor) y la hinchason, camino gracias a un vendaje funcional que es el que me esta ayudando enorme mente

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

En cumplimiento de lo establecido en el art. 5 de la Ley Orgánica 15/1999, del 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), te informo que mediante la cumplimentación del presente formulario estás dando el consentimiento expreso a que tus datos personales queden incorporados y sean tratados en un fichero de Tufisio.net con la única finalidad de poder gestionar tu solicitud. Este fichero será tratado como se establece en el aviso legal de este blog.

Asimismo, salvo que manifiestes expresamente lo contrario, se podrán utilizar tus datos personales para mantenerte informado de noticias y novedades relacionadas con el blog. Te garantizo que bajo ningún concepto estos datos serán compartidos o cedidos a terceros y no se utilizarán con otra finalidad de la aquí indicada (poder dejar comentarios en el blog y poder recibir de forma ocasional información relevante sobre Tufisio.net).

En virtud de lo dispuesto en el art. 15 y siguientes de la LOPD y en los términos de su Reglamento de ejecución, (R.D. 1720/2007, de 21 de diciembre), te informo de la posibilidad de que ejerzas los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición  solicitándolo mediante el formulario de contacto.